Los tres niveles del horóscopo

25.2.11

Piscis

                                                                                  Ricardo A.Georgini




Piscis: redención planetaria


Piscis es el signo que completa la rueda zodiacal. Su gran tema es la redención. Simplificadamente podemos decir que redimir significa devolver algo a su estado original de pureza, libertad y belleza. Durante el més de Piscis ( este año del 19 de febrero al 19 de marzo ), somos convidados a desapegarnos y sacrificar actitudes, creencias y habitos que nos produzcan limitación, separación y nos impidan expresar nuestras posibilidades mas elevadas.
La primera cosa que, tal vez, precisamos redimir es la propia imagen que hacemos de lo humano. Todos los maestros espirituales enseñaron la belleza y bondad essencial del ser humano, y todas las tradiciones religiosas afirman que un hombre es un hijo de Dios. A pesar de esto, nosotros hemos enfatizado exagaradamente el otro lado, con inflamados discursos sobre el pecado, la culpa o la degragación. Pero la oscuridad no es superada hablando de ella o combatiendola. Es preciso discernir la luz, valorar la luz, alimentar la luz. Asi mismo, es fundamental que nosotros, la humanidad, redescubramos el hecho de que lo humano es esencialmente sagrado, y que la verdadera naturaleza humana es amor, belleza, verdad y justicia.
La energía de Píscis confiere una aguda sensibilidad, capaz de encontrar la luz en medio de la oscuridad, percibir el orden y no el caos, y ver el bien por detrás del mal aparente. Esta sensibilidad permite que nos sintamos parte de un Todo Mayor, células en el cuerpo de Dios, y que nos sintamos en contacto con la divinidad y en comunicación con todo y con todos. Ella permite que nos reconectemos y sintonicemos con lo que hay de mejor en cada persona, empezando por nosotros mismos.
El desenvolvimento de la sensibilidad, estimulado por Píscis, debe ser acompañado por el desenvolvimiento mental. La función de la mente es comprender e interpretar correctamente todo aquello que el corazón percibe com su sensibilidad. Cuando esto no es llevado a cabo, falta em el indivíduo un ajustado sentido de la proporción, entonces el puede ver una pequeña porción de la verdad y pensar que ya la conoce toda. Es ahí donde surge un sentimiento de ser especial, y frecueentemente él cree que su grupo, teoría o doctrina tienen el privilegio de la salvación.
Sin el complemento de una mente potente y esclarecida, la sensibilidad puede llevar a la vulnerabilidad y a la pasividad. Entonces, un indivíduo se avala demasiademente (se presiente) como un aparente mal en si mismo, en los otros y en el mundo. Y no consigue aplicar en la vida práctica todos las aspiraciones, sueños e ideas de su corazón. Por esto, todos debemos conducir y equilibrar la complementación entre, cabeza y corazón, razón y sensibilidad, firmeza y flexibilidad, planeamiento y espontaniedad.
Hay un arbol latente en cada simiente, que solo precisa de las condiciones adequadas (como nutrientes agua y luz) para germinar y crecer. Semejantemente, es parte de la naturaleza humana aprender, amar, compartir, dar se … Solo es preciso que no confundamos el proceso, con culpas exigencias, salidas de tono, apegos etc. La influencia de Piscis nos invita a renunciar a creencias en favor de una verdad mas amplia, sacrificar la visión personal en favor de una percepción mas profunda, y así abrirnos a lo mejor de nosotros y de los demás, cultivando una refinada sensibilidad al bien. Complementar estas cualidades com una correcta atención de la mente, capacidad que la humanidad está desenvolviendo consistentemente, dará por resultado la redención planetaria.


Ricardo A.Georgini
ricardogeorgini@yahoo.com.br






                                                         

22.2.11

Luna llena de ACUARIO

                                                              

                                                  De Joanna Garcia




Acuario…….!! Si………más que nunca Acuario¡¡
Realmente estamos sintiendo, viviendo y vibrando con todo el mensaje que indica el Signo y que sugiere la Era de Acuario. Como Humanidad que se sabe parte del Todo, observamos atentamente y con el mayor sentimiento de solidaridad todo cuando ha acontecido en Egipto.
La muerte de las viejas y obsoletas formas de ser y de vivir, decaen y mueren inevitablemente ante la llegada de todo cuanto de justo y de liberal tiene la energía que fluye desde el firmamento.
Comenté en un mensaje anterior la bella forma en la cual Historia y Astrología se entrelazan para hacernos saber que formamos parte ineludible de un Plan y que ese Plan se va haciendo patente en forma lenta.
La primera vez que al igual que ahora, Urano después de su descubrimiento y unido a Júpiter, entró en el intenso Signo de Aries, todo el panorama mundial dominado por la gran España comenzó a desaparecer para dar paso al imperio anglosajón. En su segunda reencuentro ochenta años más tarde, ese imperio a través de su ley de liberación de la esclavitud, volvía a dar un cambio total a los paradigmas que imperaban, sucediendo guerras fratricidas en América, entre otros fuertes cambios.
En su tercer ciclo, sucede algo increíble. Cae el Muro de Berlín, se descubre que el famoso “telón de acero”, no era algo tan inmenso como se había creído hasta el momento; el comunismo se hace fuerte y no me extiendo más, ya que esos acontecimientos en forma detallada ya están en otro mensaje.
El pasado verano, en forma breve hizo su nueva entrada Urano en Aries, protegido como siempre por Júpiter, observando una vez más esos extraordinarios ciclos que ofrecen un motivo de meditación. Nada es casual en el Cosmos.
Y Egipto después de Faruk y de treinta años de terrible miseria, consigue en la forma más pacífica posible en tres semanas, hacer salir a un dictador.
En la carta del ex presidente egipcio, llama la atención la cuadratura que Urano-Júpiter en el firmamento, hacen a su Plutón natal. Asimismo, en el Solsticio de invierno, unido a la Luna Llena y al Eclipse, especialmente el sucedido el 4 de Enero que era visible en esa zona del mundo, caía concretamente en la Casa 10 –gobierno y política- de El Cairo.
Iniciamos pues como vemos, ese nuevo y renovador impulso de Urano el cual caminará desde Junio próximo ya sin Júpiter a su lado. Esperemos que también Túnez y restantes países que han levantado su cabeza, consigan liberarse.
Hace un par de meses y no desde la política, sino desde la astrología, me preguntaba cómo Italia permanecía aparentemente callaba ante la desfachatez de su dirigente y este sábado, veía en TV la manifestación que decía “Roma no es tu burdel”, a la cual ya han sucedido posteriormente otras.
Me impactó especialmente, por cuanto representa, ver otra manifestación de mujeres musulmanas con su típico vestido negro y el velo tapando la boca, con fotografías que mostraban su rechazo y protesta ante la brutalidad de la castración femenina. ……Acuario imparable¡¡
Sigamos pues con la intensidad de las meditaciones en Luna Nueva, en Luna Llena, en grupos, individualmente, como servicio…. porque si suceden cosas, si se crean movimientos, si hay despertares y elevación de consciencia, es que estamos colaborando con La Jerarquía ¡

Observando el largo paso de nuestra humanidad a través de las Eras, podríamos decir que la entrada en Acuario, es la entrada en el principio de la perfección, la entrada a ese simbólico cielo del que nos habla la Historia.
Solemos pensar que la palabra discípulo corresponde solamente a los seres que han acercado totalmente a la perfección y con nuestra tendencia pisciana, no consideramos que dicho término pueda ser apropiado para nosotros.
Sin embargo, cualquier persona que en su interior ha desarrollado el más mínimo principio de servicio desinteresado, que se esfuerce en el trabajo grupal y pueda practicar el auto sacrificio, es decir, comprender qué indica “ el yo soy yo de Leo al “Yo Soy Eso” de Acuario” ha iniciado el camino de la Luz, ya que la luz de Acuario está basada en la Luz espiritual.
Hay tres constelaciones en Acuario. El Pez del Sur que sugiere unido a Acuario a los salvadores del mundo magnificado en el siguiente Signo de Piscis; Pegasus, el Caballo alado inspirador de la mente superior que observa desde la lejanía a la Tierra y la constelación del Cisne, un cisne de eternidad volando en el tiempo y en el espacio como símbolo de pureza y perfección, ya que ambas palabras definen a las “aguas vivientes de Acuario”.
En Leo tenemos una de las estrella reales, Régulus el legislador, la ley para el individúo, la ley de la competencia o del egoísmo, la que coloca al hombre contra su semejante, hasta llegar a un punto de auténtico descontento o desorientación.
En ese momento deja su lugar a Kefus que es la Ley de Acuario, donde después del sufrimiento para comprender, tendremos la posibilidad de vivir en la luz y en el amor.
Cuando como seres humanos hemos sufrido lo suficiente, nos alejamos de nuestra propia pequeñez y somos más conscientes de los graves problemas de los demás.
Nosotros tenemos todavía cuerpos piscianos que aspiran y respiran los aires de Acuario. No hay todavía verdaderos acuarianos; todavía no estamos correctamente equipados, por eso aun cuando lo intentamos es usual que fracasemos en los intentos de crear grupos armoniosos.
Son los niños que están naciendo desde hace unos años los que comenzarán a manifestar con fluidez la esencia de Acuario. Los hemos de observar y con humildad aprender de ellos.
Acuario y Urano unen el polo más material con el más espiritual; materia y espíritu. Personalidad y Alma; ambas necesarias. El Alma necesita a la personalidad para estructurar la espiritualidad y la personalidad es su vehículo. Esa personalidad es una herramienta y parece que cuando hablamos de ella, la consideramos solamente una mala cualidad.
La personalidad la vamos construyendo con todo lo aprendido a través de innumerables ciclos y tan solo hemos de acercarla al Alma, ya que esa personalidad es lo que sutilmente desea, pero ella nos es necesaria y no significa forzosamente un enemigo.
Formamos pues, parte de unos tiempos intensos, absorbentes y posiblemente agotadores, ya que son difíciles de incorporar con facilidad tantos cambios. Muchas personas han perdido su ritmo de sueño y en cambio otras duermen mucho más de lo normal.
Todo son ajustes para adaptarnos a unas nuevas vibraciones y por ese motivo es necesario apoyarnos en la sencillez máxima, en la fe que nace del corazón, en la sinceridad que desde ese corazón nos llega, sin juzgar si necesitamos la soledad o lo prioritario es permanecer en determinados grupos, evitando el fácil juicio hacia situaciones o personas y especialmente, la confianza total que nos confiere saber que formamos parte de un bendito Plan sobre la tierra.
¡Es increíblemente hermoso saber -desde la mayor sencillez- que la energía despierta y amorosa de todos nosotros como humanidad, está colaborando con el logro de todos esos cambios¡
Que esa Luz ilumine siempre nuestra alma y nos ayude a derramar Luz en el camino de los demás.
Desde el corazón siempre.
Joanna

13.2.11

Acuario, la realidad del grupo Uno

Por Martín Dieser

El período gobernado subjetivamente por Acuario, y en particular el plenilunio, nos trae a la conciencia una certeza, y es que todos formamos parte de un grupo. Así como Leo brinda noción y sentido de pertenencia a un centro, Acuario permite la fluidez hacia lo similar, de corazón a corazón, horizontalmente.
La energía de Acuario, por medio de su regente esotérico, Júpiter, estimula potentemente el centro cardíaco y nos abre la conciencia a la naturaleza misma de lo grupal, de los cuales los grupos esotéricos son importante parte.
Un grupo esotérico no es una mera agrupación de individuos con intereses comunes y una mente potente, es en su raíz una realidad viviente que mana del corazón, que desde ese mismo centro se alimenta e inunda con su Presencia cada una de las actividades del discípulo, que así encarna al Plan en su totalidad y desempeña una parte, volviéndose literalmente el Amor en acción en los tres mundos.
Normalmente esa función expresiva de Acuario como agente del Plan está simbolizada en el Aqua Vitae. El agua de la vida es una fuente de eterna juventud y renovación que se halla al alcance de todo servidor sincero; para el acceso a la misma corresponde no esforzarse en obtenerla, sino tomar conciencia de que en el centro de nuestro ser existe un manantial rebosante de Vida, que constituye el fundamento oculto del acto de verter el agua tan propio del signo. Todos estamos llamados a compartir esa agua.Compartir es la esencia del mensaje acuariano y la nota clave de la energía que, según se dice, encarnará el Instructor del Mundo cuando (pronto) reaparezca en la Tierra. La influencia de Urano, planeta de 7º rayo y regente de Acuario en los tres mundos, está llevando a este principio a una expresión física, y sin dudas una de sus manifestaciones más claras es Internet.
Pero compartir puede entenderse también en un sentido más directo, como un “compartir sin compartir”. Cuando la conciencia cede, impotente, para dejar lugar a la Vida, cuando el Amor es absorbido por la Voluntad, se accede a una nueva dimensión un punto de confluencia desde el cual se empieza a apercibir, ya no sólo a conocer conceptualmente, que el Portador de Agua, el cántaro y el agua son Uno, que en realidad nada (y todo) hay para compartir cuando es el Uno que se realiza a sí mismo; a la vez la noción de dualidad existe y la irradiación se presenta como la forma primordial de servicio.
La verdadera energía Una demanda que la conciencia se agote a sí misma, se revele como insuficiente y clame por la asistencia de un factor más: la Vida. Cuando Vida y conciencia se conocen como Uno, los dos grandes ríos pueden ser aunados, y el flujo resultante barre con todas las limitaciones de la forma, realizando la simbólica limpieza de los establos de Augías según se relata en Los Trabajos de Hércules.
Esa fuerza irresistible es la fuerza de Shamballa, la fuerza que hunde continentes y forja razas enteras. La humanidad es capaz de invocar esta indetenible energía, en forma de fuego eléctrico puro, mediante la conciencia grupalmente enfocada en el plano átmico, y su correcta utilización será nota distintiva de la Era de Acuario para lo cual la tercera fase de la revelación de la Sabiduría Eterna será preparatoria. Es la fuerza que liberará a la humanidad y abrirá las puertas a su dimensión cósmica.
Observando la actualidad, podría decirse que en Egipto la energía de Shamballa ha llevado el triunfo de la libertad al plano físico, impulsando al alma de este gran país (donde funcionará la más elevada de las Escuelas de Misterios) a un renovado ciclo de actividad.
El tiempo dirá si se trata de un evento aislado o de una serie de impactos grupalmente invocados y dirigidos bajo un propósito unificado y definido…
En todo caso, Acuario es siempre un buen período para vivenciar esa gran realidad que es el grupo, en cuyo centro reside la esencia de lo que el Portador de Agua comparte, reside la Vida misma.