Los tres niveles del horóscopo

25.2.11

Piscis

                                                                                  Ricardo A.Georgini




Piscis: redención planetaria


Piscis es el signo que completa la rueda zodiacal. Su gran tema es la redención. Simplificadamente podemos decir que redimir significa devolver algo a su estado original de pureza, libertad y belleza. Durante el més de Piscis ( este año del 19 de febrero al 19 de marzo ), somos convidados a desapegarnos y sacrificar actitudes, creencias y habitos que nos produzcan limitación, separación y nos impidan expresar nuestras posibilidades mas elevadas.
La primera cosa que, tal vez, precisamos redimir es la propia imagen que hacemos de lo humano. Todos los maestros espirituales enseñaron la belleza y bondad essencial del ser humano, y todas las tradiciones religiosas afirman que un hombre es un hijo de Dios. A pesar de esto, nosotros hemos enfatizado exagaradamente el otro lado, con inflamados discursos sobre el pecado, la culpa o la degragación. Pero la oscuridad no es superada hablando de ella o combatiendola. Es preciso discernir la luz, valorar la luz, alimentar la luz. Asi mismo, es fundamental que nosotros, la humanidad, redescubramos el hecho de que lo humano es esencialmente sagrado, y que la verdadera naturaleza humana es amor, belleza, verdad y justicia.
La energía de Píscis confiere una aguda sensibilidad, capaz de encontrar la luz en medio de la oscuridad, percibir el orden y no el caos, y ver el bien por detrás del mal aparente. Esta sensibilidad permite que nos sintamos parte de un Todo Mayor, células en el cuerpo de Dios, y que nos sintamos en contacto con la divinidad y en comunicación con todo y con todos. Ella permite que nos reconectemos y sintonicemos con lo que hay de mejor en cada persona, empezando por nosotros mismos.
El desenvolvimento de la sensibilidad, estimulado por Píscis, debe ser acompañado por el desenvolvimiento mental. La función de la mente es comprender e interpretar correctamente todo aquello que el corazón percibe com su sensibilidad. Cuando esto no es llevado a cabo, falta em el indivíduo un ajustado sentido de la proporción, entonces el puede ver una pequeña porción de la verdad y pensar que ya la conoce toda. Es ahí donde surge un sentimiento de ser especial, y frecueentemente él cree que su grupo, teoría o doctrina tienen el privilegio de la salvación.
Sin el complemento de una mente potente y esclarecida, la sensibilidad puede llevar a la vulnerabilidad y a la pasividad. Entonces, un indivíduo se avala demasiademente (se presiente) como un aparente mal en si mismo, en los otros y en el mundo. Y no consigue aplicar en la vida práctica todos las aspiraciones, sueños e ideas de su corazón. Por esto, todos debemos conducir y equilibrar la complementación entre, cabeza y corazón, razón y sensibilidad, firmeza y flexibilidad, planeamiento y espontaniedad.
Hay un arbol latente en cada simiente, que solo precisa de las condiciones adequadas (como nutrientes agua y luz) para germinar y crecer. Semejantemente, es parte de la naturaleza humana aprender, amar, compartir, dar se … Solo es preciso que no confundamos el proceso, con culpas exigencias, salidas de tono, apegos etc. La influencia de Piscis nos invita a renunciar a creencias en favor de una verdad mas amplia, sacrificar la visión personal en favor de una percepción mas profunda, y así abrirnos a lo mejor de nosotros y de los demás, cultivando una refinada sensibilidad al bien. Complementar estas cualidades com una correcta atención de la mente, capacidad que la humanidad está desenvolviendo consistentemente, dará por resultado la redención planetaria.


Ricardo A.Georgini
ricardogeorgini@yahoo.com.br






                                                         

4 comentarios:

  1. El anterior articulo, tiene la belleza de la Palabra. Y la palabra tiene poder. Me agrado mucho su contenido, para la realización humana y espiritual.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo23:49

    porque algunos astrologos tomas hasta el 20 de marzo incluido como piscis? gracias
    griseldasegurotti@hotmail.com

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el comentario, se lo haremos llegar a Ricardo, y que la Palabra resuene en nuestros corazones.

    ResponderEliminar
  4. Hola Griselda, sin perjuicio de que te contestaremos en la casilla, en general la fecha varía unos pocos días al año, no es siempre el mismo día de comienzo, sino que se mira en las efemérides cuando el Sol arranca de cero en el signo del que se trate.
    Se está debatiendo mucho actualmente si no debería haber un reajuste del alcance de cada signo, midiéndolo por su extensión real en el espacio antes que en 12 espacios delimitados por igual.
    Asimismo, en la astrología hindú se hace una corrección (ayanamsa) teniendo en cuenta que los signos originales en relación a la posición de la Tierra se han ido "corriendo" con los años...
    De momento, lo que se hace es dejar que rija la gran ilusión, que atrapa a las personas y permite el funcionamiento de los signos vía el inconsciente colectivo, y para la parte espiritual se suplen las falencias con la intuición.

    ResponderEliminar