Los tres niveles del horóscopo

4.3.11

Piscis - Luna Nueva

Por Joanna García
Si en estas horas previas al día de hoy, hemos conseguido estar durante un tiempo en un espacio de silencio interior, de quietud en nuestros pensamientos y emociones, de poder fluir en ese anhelo difícil de expresar que indica la búsqueda interior, nos habremos sintonizado con la energía intensamente especial de Piscis.
Un gran Maestro dice que Piscis es el principio y es el final representado por los dos peces en posición contraria, y que si el ser humano influenciado astrológicamente por ese signo, ya sea en su identidad solar o en el  Ascendente, lo desea, tiene el bendito poder de influencia benéficamente a los demás, incluso con su mirada.
Todo cuanto posee la humanidad como cualidad de fusión y de entrega, se encuentra representado aquí, de la misma manera que su signo complementario Virgo ha de sentir en si mismo la capacidad de servicio y vocación hacia el mundo, desde la discreción y el silencio.
Es un eje importante para la humanidad. Piscis-Virgo, ambos encierran claves especiales.
Todo cuanto inicia Aries, su Fuego creador, impulso, explosión hacia la identidad para que esta pueda ser en su momento su mejor herramienta, se fusiona tras eones en el silencio profundo de Piscis.
El sentido de armonía, sensibilidad, arte y compasión de Venus, planeta tan importante para la Tierra se exalta aquí, uniendo la belleza a la profundidad del Signo y en un sentido superior Neptuno el planeta de la trascendencia hace a la humanidad despierta, instrumento sutil de todo cuanto tiene referencia con el Plan aquí en la Tierra.
Júpiter rigiendo durante siglos a Piscis une en estos días de convulsión mundial, su deseo de protección y de liberación de karma, ya que él puede actuar solamente cuando Saturno siente que los límites ya pueden traspasarse.
La Luna en todas sus fases remite a la humanidad infinidad de secretos, de recuerdos y emociones. 
Ella con su ciclo de protagonismo cósmico ya finalizado oculta a Urano para los discípulos y a Vulcano cuando predomina la personalidad.
Intentemos pues, entregar a través del trabajo personal y grupal, lo mejor de cada ser intentando conseguir lo que otra alma elevada dijo…”la iniciación no es una opción. En estos momentos en los que la Tierra sufre con dolores de parto es una obligación”.
Desde el corazón siempre,
Joanna

2 comentarios:

  1. Javier22:42

    Agradezco hayan aceptado mi supscripción, me llego el comentario de Joanna, siempre los seguimos y nos sirven para nuestras reuniones de Luna llena. Javier de La Paz- Bolivia

    ResponderEliminar
  2. Qué alegría si lo que ofrecemos como grupo les llega al corazón, que es adonde va dirigido.
    Un gran saludo a los compañeros de Bolivia, que hace años están manteniendo un campo magnético en ese país, trabajando en grupo...

    ResponderEliminar