Los tres niveles del horóscopo

27.5.11

Urano








URANO EN TRANSITO EN NUESTRAS VIDAS

Posiblemente “estar bien y sentirnos vivos” podría ser más de lo que esperamos si Urano, de acuerdo a nuestro destino y libre albedrío, forma aspectos importantes con Planetas natales.
Su destellante vibración y su libertadora fuerza se nota en nuestras vidas, aún si no ese el caso. Simplemente al cambiar en su propio tránsito en el firmamento por Signo lo notaremos con más o menos intensidad, según sea la importancia de la Casa en el Tema natal. Más aún si en esa Casa está situado cualquiera de nuestros Planetas.
Desde la entrada de Urano en Aries, en su comienzo de ciclo que sucede aproximadamente cada 84 años observamos cambios inesperados en el Planeta. Estallidos de libertad que llevan a la masa a involucrarse en riesgos y compromisos más importantes que el valor de la propia vida en su individualidad, enfrentamientos al todo poderoso poder de dictadores y todo ello, ayudado por medios infinitamente ligados a algunos de los significados de Urano como es Internet o la comunicación por móviles.
Primero el sufrimiento, la humillación, las máximas carencias en los derechos humanos acrisolan y galvanizan a millones de seres. Suele ser el sufrimiento precisamente el que hace avanzar en la lucha de esos derechos al ser humano, llegando al sacrificio de si mismo por los demás en conjunto. En una forma que aparentemente no tiene relación con la espiritualidad, el uno llega al Todo.
Observamos con asombro –lo seguimos haciendo-, el impacto en estructuras tanto políticas como religiosas, ha comenzado a hacer tambalear Plutón desde su entrada en Capricornio y Neptuno acaba de entrar en Piscis.
Los Dioses del Cambio, esas Vidas increíbles, Mensajeros Divinos, comienzan a marcar el tono, el color y el sentido adecuado a una nueva humanidad que puede manejar la intensa herramienta del Discernimiento.
Comunicación, pensamiento y el poder de la palabra unido a la Buena Voluntad cada vez más fuerte, a pesar del caos reinante…todo ello tiene relación directa con Urano y su agente Mercurio.
Urano es el símbolo de la energía cósmica de la mente-espíritu, representa los estados más puros de ideación abstracta y libre de cadenas, que existe primero en una idea no manifiesta que aguarda para ser extraída de Éter, en el momento oportuno.
Urano refleja en alguna forma la mente divina y el mundo no terrenal de las ideas arquetípicas.
En sucesivos mensajes, iremos observando como podemos vivir en forma lo más útil posible para el propósito que cada uno de nosotros como almas hemos aceptado en este ciclo, ya que en forma inevitable la energía uraniana nos moverá o por el contrario nos quebrará. Tenemos herramientas para que esto último no suceda y una de ellas, entre muchas, es la Astrología.
Desde el corazón siempre.
Joanna

No hay comentarios:

Publicar un comentario