Los tres niveles del horóscopo

28.11.11

Sagitario: veo, alcanzo esa meta y luego veo otra


Por Joanna García

Saludos cordiales!!

Tanto independientemente, como humanidad en si, estamos viviendo un proceso acelerado que mantiene en sentido de alerta nuestra atención.

En el Equinoccio de Aries, desde ese Cero de Aries, en el cual las energías de lucha que siempre manifiesta en su primer estadio Marte, como Regente Exotérico y Mercurio como Regente Esotérico a través de la marcada acción de Armonía y Conflicto, se iniciaron un ciclo de reacciones cuyo resultado es casi vertiginoso si observamos los movimientos de la Primavera africana, el movimiento de despertar de los jóvenes de todo el mundo en su sentido de indignación ante todo cuanto de obsoleto y castrador les presenta el futuro, así como la caída de líderes que parecían intocables.
¡¡Son realmente nuevas Metas que se abren ante millones de seres!!
Representa un despertar de la masa dormida y una búsqueda de la propia identidad. Ese proceso es totalmente necesario, para que se puedan formar los siguientes desarrollos que llevarán a un despertar distinto, esta vez hacia la evolución interior.
Escorpio ha motivado, ha encendido con más energía aún, lo iniciado en Aries. Escorpio siempre mata para renacer y en un Signo tan profundo donde Urano, el libertador de toda opresión se exalta, se exige por parte de la humanidad un cambio de los valores que forman parte del eje de Tauro-Escorpio. 
¡¡Economía, política, educación...todas las columnas que contribuyen a ese nacimiento de una nueva consciencia están siendo cuestionadas !!
Todos esos procesos han aligerado posiblemente más de lo creemos nuestro equipaje en cuanto a todo lo que no nos es necesario y, en el caso de que no lo comprendamos así, Plutón desde la fortaleza de Capricornio tomará la determinación, tanto a nivel mundial como individual,  preparándonos para recibir el mensaje y la energía de unos de los Signos más bellos y libres del Zodíaco;  Sagitario.
Júpiter, su Regente Exotérico se encuentra en Tauro, incidiendo en la protección de los valores, en todo el amplio sentido que dichos valores representan.
Presiona con su fuerza a uno de los estamentos que rige; a la Banca, a la nueva forma de tratar y comprender una de las energías más poderosas del mundo; el dinero.
Sin duda alguna, dentro del caos que en ese aspecto estamos viviendo, se encuentran discípulos con un nuevo magnetismo y una nueva forma de entender ese tremendo poder.
Existe un Plan sobre la Tierra. No olvidemos no obstante, que el tiempo dentro de ese Plan, no es todo lo rápido que como seres humanos quisiéramos. 
Dos son los importantes significados que se mueven y aunque en diferente dimensión, ofrecen una misma oportunidad y responsabilidad, cuando hablamos de Sagitario, ya que toda la Cruz Mutable se mueve y en este caso, Géminis en especial por su poder en la palabra.
La importancia y la calidad de la palabra, del lenguaje que empleamos al hablar y especialmente, al pensar, ya que es esa la forma en que íntimamente permitimos que el alma se comunique con nosotros.
Si continuamente expresamos nuestro desprecio hacia los políticos, hacia quienes cometen estafas que prácticamente duelen, hacia quienes manipulan, desafortunadamente estamos dando una fuerza indescriptible a ese negativo poder o forma de actuar. 
No quiere decir que no tengamos opinión, pero intentando hacerlos desde esa difícil, pero necesaria “indiferencia”.
El don de la mente es uno de los mayores regalos que tan sólo posee el reino Humano, siendo también una de sus mayores responsabilidades. 
Puede parecer infantil, pero si por cada vez que emitimos nuestra disconformidad, otras dos, enviásemos luz y ayuda para que la claridad y la luz pudiesen llegar a los centros en donde se toman decisiones que nos afectan, para que esa fuerza de nuestro pensamiento actúe sobre las mente de quienes dirigen, ¿no sería posible que todo ello tuviese efecto?
Desde los Trabajos de Hércules, se otorga una tremenda importancia al insoportable ruido con los que determinados pájaros atormentaban hasta la locura a la gente del poblado.
Ese mismo tormento es el que el pensamiento incontrolado, las dudas, críticas,  temores y emociones, se emiten desde la personalidad y alejan a nuestro auténtico Ser.
La intensidad de los tiempos que estamos viviendo, se incrementan con las mencionadas energías recibidas de Escorpio y que recoge Sagitario, para revitalizar el imparable despertar de la Humanidad.
6º - Marte emanando su Sexto Rayo como Regente Jerárquico en Sagitario,                
      puede lograr la devoción y el idealismo equilibrado. 
5º – Rayo. Mente controlada en proyectos válidos para la totalidad.
4º - Rayo. Necesidad, fuerza proporcionada por el fuego para conseguir las tan necesarias
      correctas relaciones.
2º   Rayo. Regente exotérico de Júpiter emanando Amor-Sabiduría.
3º   Rayo. Regente Esotérico. La Tierra y el reto de una mente cada vez más   
     discernitiva.
Son realmente tiempos, vivencias y energías para que todos como Humanidad adelantemos, seamos ayudados y consigamos ayudar. Son momentos de unirnos en plegaria, en sentimiento íntimo y compartido de amor y de altruismo.
Júpiter representa todo el trasfondo humanístico y filosófico que hemos conseguido ciclo tras ciclo, expresándose  a través de la necesidad de la comunicación con otros seres.
Cualquier persona que comprenda la importancia de la comunicación, siente alegría cuando llega el mes de Sagitario.
Con mayor o menor tino, estamos todos en el camino de la búsqueda espiritual y es este un mes para no desaprovechar un solo día. 
Cada una de las Doces Casas tienen un especial interés en nuestra vida, todas ellas son partes esenciales de nuestro interior y de nuestras vivencias exteriores, son Mansiones del Alma,  pero quizás la Casa Nueve puede mostrarnos, la amplia avenida por donde discurren los mensajes del Alma. 
Sagitario es en especialmente la Casa del Alma; en ella encontramos nuestros deseos de autenticidad, de alegría de vivir tanto lo cotidiano, como lo que consideremos como especial. 
Ese es uno de los motivos  de que este mes sea tan especial. En todos nosotros está vibrante una Casa Nueve bajo el Signo que sea, pero con la energía subyacente de Sagitario. En el tema de todos, está situado Júpiter y desde la Casa en donde emite su fuerte energía, está hablando de Casa Nueve y de Sagitario.
¿Podemos en el silencio total del alma, visualizar esos tres aspectos que hay en Sagitario?.
-Centauro… dualidad adherida y fusionada
-Arquero…  no adherida.
-El Arco y la Flecha… Liberación y centralización
La belleza entre el Centauro y el Caballo Blanco, indica que este último se ha convertido en un vehículo sabio, obediente y receptivo al Alma. Ya no debe hacer  como el Centauro volver de nuevo hacia atrás para recoger y comprender las flechas emitidas al aire con entusiasmo pero sin la necesaria madurez. Cuantos y cuan hermosos significados tiene el visualizar la imagen de un fulgurante Caballo Blanco. El sentimiento de pureza y luz acompaña esa visión, motivado por diferentes significados. La lenta evolución del ser humano en la búsqueda y anhelo de esas dos cualidades mencionadas, pueden ser intuidas en las vivencias como Centauro, posteriormente como Arquero y en la comprensión de la divina energía de Sagitario, como Arco y Flecha.
El Fuego de Sagitario y el Aire de Géminis, son un amable gesto para una mayor oportunidad de comunicación en todos los ámbitos de nuestra vida.
Lecturas, libros, editoriales, proyectos para plasmar en un libro, las inquietudes que el Alma emite… todo ello cobra un mayor poder en este mes.
Las Lunas en Sagitario, aún no siendo el Fuego, su Elemento idóneo, suelen tener una gran profundidad, un fuerte amor por la enseñanza y facilidad para traspasar lo que se siente en el interior.
Shamballa, La Jerarquía, Los Maestros y Su bendita actividad puede llegar más que en otros momentos a quienes transitan o desean hacerlo, por el Sendero.
Desde el corazón.
Joana

2 comentarios:

  1. Hola Joanna, me ha gustado mucho esto. Y me inspira agregar algo, si me permites.
    Es la intención que da significado a la palabra. La intención es Sagitario, la palabra Géminis. Supongo que por eso comenzamos a hablar, por la intención de comunicar el amor- sabiduría. Gestos, intercambios materiales y contactos físicos no nos alcanzan. Es algo espiritual y no hay manera de comunicarlo, la palabra tampoco alcanza pero nos acercamos un poco más al alma del otro con ella. El nodo norte está en Sagitario, está actualizando y renovando la intención. Porque la luna es empatía y está saliendo al hemisferio superior por Sagitario. Usa la palabra de Géminis para comunicarlo, y es lo que estamos haciendo, buscando y encontrando las palabras inspiradas que permitan comunicarlo.
    Y es tanto que se desborda, como la espuma en la jarra de cerveza.
    Gracias Joanna

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:47

    Gracias Marta por tu tiempo y por tus palabras, que emanan de esa nueva forma de comprender la Astrología, cada vez más desde el Alma.
    Cómo emitimos la palabra y el efecto que ésta puede hacer en los demás, es importante. Conectar con Sagitario, es hacerlo con el trasfondo de todo lo que creó en el ser humano el anhelo de saber, de ese saber que es esencia.
    Ese Nodo que comentas -tema que me apasiona- en Sagitario, está colaborando a un cambio de paradigma social y despertar de la consciencia humana, que están llevando a cabo esos Dioses del Cambio que son Urano, Plutón y pronto también Neptuno.
    Gracias Marta por tu compartir.
    Joanna

    ResponderEliminar