Los tres niveles del horóscopo

25.7.11

Acuario - Nuevos tiempos







                          Nuevos Tiempos (la entrante era de Acuario)


Hace ya mucho tiempo que se está hablando y reflexionando sobre la llegada de la Nueva Era de Acuario, hay todo tipo de “especulaciones” y de premoniciones que dan ha entender que estamos en pleno proceso de tan ansiada llegada.

Por otro lado astrólogicamente es un proceso lento, como corresponde a la entrada de una nueva era de 2500 años; pero hay que remarcar que actualmente hay un cambio importante de signo de los llamados 3 planetas interpersonales, los cuales afectan al Alma de la gente sensible y a los pasos evolutivos que la raza humana debe enfrentar.

De forma muy sintetizada podriamos decir que las 3 influencias son las siguientes:

  • Plutón en Capriconrnio: Transformación y drenaje de todo tipo de proceso Kármico. Purificación para afrontar nuevas situaciones. Lo inservible o cristalizado debe “morir” para dar paso a la novedad.
  • Urano en Aries es un paso que nos habla de esta novedad. Urano es el regente jerárquico de Aries, el signo de la ideeas, del primer impulso que nos hace avanzar, siendo pues la entrada de Urano en este signo el simbolo del principio de un nuevo ciclo o de la llegada de nuevas y poderosas actitudes de Vida.
  • Neptuno en Piscis: Esta “hermosa” influencia da a entender que la humanidad deberá pasar por nuevos procesos en los cuales se adquirirá una nueva sensibilidad. Para decirlo de forma escueta habremos de aprender a diferenciar entre sensiblería y auténtica sensibilidad psíquica. La emoción es una fuerza inestimable para el hombre, siempre y cuando esté relacionada con una necesidad real y no un deseo egoista.

Estas nuevas propuestas energeticas, si la humanidad es capaz de comprenderlas adecuadamente, serán la base firme que, llevarán al Hombre-Mujer al cambio gradual de la cuarta dimensión (astral) a la quinta (mental).
Este cambio es un proceso natural que la raza humana debe dar, ya que es obligación evolutiva aprender a “sentir” y servir con las grandes posibilidades del quinto principio mental (raza aria), e ir dejando en un segundo lugar las fuerzas mas emocionales-astrales del cuarto.



Las preguntas que nos podemos hacer al respecto, en relación a lo que se dice que va a suceder o que està sucediendo en la actualidad, son muchas:
¿para cuando es la llegada de la Jerarquia y el Cristo a la Tierra?, ¿realmente estamos preparados para ello?, ¿que rol deben jugar los paises?, ¿como la humanidad puede utilizar el dinero de forma mas adecuada?, ¿es correcta la interpretación que hacemos del calendario Maya?, ¿hasta que punto son reales todas las noticias que hablan de grandes catastrofes venidas desde el mar como simbolo de purificación?, ¿que grado de influencia tiene la actitud del hombre sobre los acontecimientos que están ocurriendo o dicen que ocurrirán?, ¿es verdad que dentro del proceso hay una dualidad, la de las Almas que lo comprenden y las que no?, ¿que pasará con estas ultimas? …

En fin, como veis los interrogantes pueden ser muchos, pero hay que entender que cuando los procesos involucran a todo el planeta tierra, el Ser individual es incapaz de abarcar su comprensión y por tanto la mejor actitud que podemos adoptar es saber morar en todo momento en el silencio del corazón, lugar que nos ofrece siempre el primer paso o intuición a dar para poder pensar con claridad, y así estar en armonia con nuestro entorno y con nuestro interior.


Ya para acabar y siguiendo la tónica de los ultimos articulos, os mostramos un claro comentario hecho por el Maestro Tibetano alrededor del año 1940, y que pensamos tiene una gran vigencia en la actualidad:

El llamado para salvar al mundo ha sido emitido y actualmente se están reuniendo discípulos en todo el mundo. No es una reunión en el plano físico, sino un profundo acontecimiento subjetivo. Cada uno de los Maestros emite el llamado y muchos discípulos probacionistas, aunque estén en los puntos más lejanos, en la periferia de la influencia del Maestro, responden ansiosamente; sus móviles por lo general son confusos y su respuesta con frecuencia está energetizada por el deseo de progreso y engrandecimiento personales. En este momento particular complican grandemente el llamado a servir, pero sus distorsiones traen el cumplimiento de la profecía de El Nuevo Testamento de que (al final de la era) habrá mucha deformación de la verdad, referente a la difusión de la conciencia crística y al retorno del Cristo o "Segundo Advenimiento".






Como dice el Cristo sobre Su venida en Mateo capitulos 24-25:

Estad atentos, pues no sabeis ni el dia ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir”





14.7.11

Saturno, la Oportunidad,






Saturno,  la Oportunidad

Siguiendo la linea de procurar dar una definición clara sobre los puntos clave de una carta astral, en está ocasión ofrecemos la que consideramos una de las definiciones mas comprensibles dada por el Maestro Tibetano a Alice Bailey sobre la función de Saturno.

Hay que tener en cuenta que para que un ser humano interprete la dificultad como una oportunidad, antes este ser, debe iniciar el Camino de retorno al Padre. Este Camino empieza cuando el hombre comienza a estar hastiado del afan de acometer acciones en busca de “algo”, y poco a poco y con esfuerzo aprende la capacidad de transmutar la intensidad de una acción en una virtud, que muestra el color del Alma y su capacidad de servicio.
No es tanto acometer una acción por un impulso “ciego”, sino mas bien por la sensibilidad (conciencia) que obtenemos al comprender y aceptar al otro.



Definición, extraida del libro Astrologia Esotérica:

“La siguiente declaración que quisiera hacer, es que las energías del zodíaco, del planeta y del sistema, actúan como fuerzas obstaculizadoras o estimulantes, según el tipo de vehículo o cuerpo sobre el cual actúan. La natu­raleza de estos vehículos y su capacidad para atraer, responder, rechazar, absorber y trasmutar, dependen totalmente del grado de evolución obtenido y también de la condición general plane­taria y sicológica en que se encuentra la familia humana en determinado momento. La comprensión de estos efec­tos obstaculizadores o estimulantes, puede ser fácilmente lograda por quienes son capaces de captar la naturaleza de las actividades del planeta Saturno, el cual condiciona principalmente el grado de evolución, donde es posible hacer una elección definida y aceptar o rechazar conscientemente la oportunidad, y también donde la responsabilidad personal llega a ser un hecho reconocido en una vida planeada y ordenada. Este punto del proceso evolu­tivo humano está descrito en El Antiguo Comentario con frases simbólicas:
“En medio de las arremolinantes fuerzas permanezco confuso. No las conozco, pues durante todo mi pasado me impulsaron de aquí para allá en el lugar donde actuaba ciego e inconsciente. Me impelieron de un lugar a otro, de un punto a otro, de arriba abajo de esta tierra, y no hallé lugar donde reposar.
“Ahora las conozco y aquí permanezco y no me moverá hasta conocer la Ley que rige este ir y venir en la Tierra. Puedo girar y volver mi rostro hacia los distintos caminos, enfrentar amplios horizontes y sin embargo todavía permanezco
“Yo mismo determinaré el camino a seguir. Entonces avanzaré. No viajaré de aquí para allá en la Tierra ni giraré en el espacio. Pero avanzaré.”



Una vez asimilada su lectura, es interesante observar en que casa de nuestro horoscopo está situado nuestro Saturno Natal, y ver en ella, el lugar donde esta dificultad o oportundidad tienen tendencia a manifestarse en el mundo exterior.



Hace ya tiempo le preguntaron a un Hombre Sabio:

  • Maestro, ¿que cree usted que es el pecado?

Y El respondio:

  • Uhmm …, el pecado es repetirse.



                                                                                                                                  

10.7.11

Cancer: conciéncia intuitiva

  

                               

Cancer: conciéncia intuitiva

El trabajo de Hércules ligado al signo de Cancer es la captura de la cierva de Cerineia. Cancer está relacionado con nuestras raices en la vida, como el cuerpo, la casa y la família. Este trabajo representa el proceso de hechar raices en lo alto, en el mundo espiritual, para eventualmente dar frutos en lo bajo, el mundo material. El arbol invertido con las raices en los cielos y los frutos en la tierra, es un simbolo del modo de vida espiritual, y este arbol comienza a germinar por el cultivo de la conciéncia intuitiva.


En el Monte Cerineu, vivía una cierva con los cuernos de oro y los cascos de plata. Diana, una diosa cazadora, afirmava que la cierva era suya. Ella cuidaba al animal hasta entonces, y ella le era util. Pero la hermosa cierva también pertenecía al dios-sol Apolo, y Hércules debía llevarla para el templo de dios. Hércules pasó un año entero de un lugar al otro persiguiendo a la cierva, pues ella era muy esquiva, y Diana aún intervenía sutilmente cada vez que él estaba próximo a capturarla. Finalmente, cuando la cierva cansada por la interminable fuga, descansava en los margenes de un lago tranquilo, Hércules se aproximó suavemente y lanzó una flecha que hirió su talón. Así el consiguió capturarla, la colocó sobre sus hombros, junto a su corazón, y la condujo al templo.


La cierva es un animal de constitución delicada; con los cascos de plata y los cuernos de oro del mito, ella representa la conciéncia. La cierva era muy esquiva, y es muy dificil de entender o explicar lo que exactamente es la conciéncia. Pero tal vez baste con decir que la conciéncia es la gran dádiva (don) del ser humano y es aquello que hace de el lo que el es. Ella te permite conocer, aprender, discernir, reflexionar, comprender, escoger. Y es un tremendo desafío hacer todo eso verdaderamente, conscientemente, y no de manera mecánica y superficial.


Diana y Apolo representan dos facetas de la conciéncia. Ellos son hermanos gemelos. Diana era associada a la luna, y la diosa cazadora representa la conciéncia intelectual, siempre en busca de algo. Apolo era el dios-sol, y representa la conciéncia intuitiva, que produce claridad o iluminación. Portanto, llevar la cierva para el templo de Apolo significa cultivar la conciéncia intuitiva, o sea, crear condiciones y oportunidades para que la intución comience a despertar.


Es importante no confundir la intuición con el presentimiento o prevision. La intuición es simplemente la capacidad de la conciéncia de reconocer una verdad. El intelecto apenas analiza si un pensamiento es coherente o no; la intución es la que puede indicar si este pensamiento expresa o no una verdad. Es por el reconocimiento intuitivo, por ejemplo, que una persona aprende los principios éticos y valores universales. Naturalmente, intelecto y intuición deben ir de la mano. La intuición revela las ideas superiores, y es trabajo del intelecto interpretarlas y explicarlas correctamente.


Y ¿como podemos cultivar la conciéncia intuitiva? El mito sugiere: Es preciso mucha perseverancia, pues el proceso es lento (el trabajo llevo un año entero); tenemos que estar atentos a las “artimañas y retrueques” del intelecto (Diana interfería a Hércules); debe haber estabilidad emocional ( un lago tranquilo); y debemos ayudar al proceso usando la flecha del pensamiento claro y certero.


A medida que la conciéncia intuitiva se desarrolla, podemos aprender a reconocer lo que es aprendizaje espiritual genuino y lo que no lo es; podemos aprender a apoyarnos en principios y valores espirituales; podemos descubrir el mundo de las ideas universales como nuestro verdadero faro y puerto seguro; podemos descubrir a la humanidad toda como nuestra familia espiritual, y encontrar en cada ser humano a un auténtico hermano.

Ricardo A. Georgini
ricardogeorgini@yahoo.com.br