Los tres niveles del horóscopo

10.12.12

Urano y el conocimiento de lo oculto




Urano y el conocimiento de lo oculto

El deseo, tanto el egoísta como el necesario, se convierte en adquisición de conocimiento, y el conocimiento de lo que está oculto en cualquier etapa del sendero de evolución relaciona al individuo con Urano.

La situación de Urano en el horóscopo (casas, aspectos, regencias) nos indica las posibilidades de conocimiento que enmascaran nuestros deseos. Es una evidencia para la astrología exoterica y esotérica que Urano muestra su poder para darnos independencia, dinamismo y desapego y asi  lograr un conocimiento claro sobre nuestra original individualidad. Urano a través de sus tránsitos, sobre todo en casas angulares y con aspectos duros a otros planetas, revela lo que el caminante en el sendero necesita descubrir para avanzar.

Por ejemplo, una cuadratura cerrada aplicativa de Mercurio hacia Urano, en la carta natal, puede perfectamente causar serios problemas en la comunicación desde la infancia y por tanto en el aprendizaje.

Subjetivamente hablando dicha cuadratura genera dificultad para materializar (VII Rayo) la armonía (IV Rayo). La capacidad creativa del afectado para generar belleza no puede mostrar se externamente de forma organizada y "mágica" (sin exito).

Estas dificultades son el reflejo externo de algún tipo de conflicto interno, y evidentemente en la infancia-adolescencia dicha dificultad mostrará frustración, e incluso actitudes compensatorias, y será ya a cierta edad y presionado por el conflicto,  cuando el afectado mostrará los deseos y capacidades que le otorgaran experiencia - conocimiento.


Astrologicamente Urano muy a menudo es un agente kármico para lograr mayor despertar, mientras que Mercurio, es el puente de unión de las diferentes conciencias o planos internos.   Los "matices" de este conflcito o oportunidad y la gestión que de ello se hará, vendrán marcados por:
-  el signo solar y su regente y la casa que ocupan.
-  el cuerpo karmico en manisfestación ( aspectos y casa del patrón Saturno-Luna) 
- el nivel de conciencia que nuestro protagonista pueda tener de las cualidades de su  signo ascendente y  del regente esotérico del mismo. 




Alguien podrá preguntarse: ¿que necesidad hay de saber todo esto si al fin y al cabo la persona deberá afrontar de todas maneras la dificultad desde su propia realidad o lugar en el sendero?.   
La respuesta es sencilla: ¿cuantas veces escuchar una linda música, pasear por la naturaleza o leer un buen libro nos han ayudado para comprender y así avanzar en nuestras preocupaciones?

Saber utilizar la mente abstracta en relación con la concreta es algo que nos acerca a una  realidad mas sincera.




El rol de Urano en el sendero

Las etapas del sendero de crecimiento están íntimamente vinculados con el simbolismo de las tres cruces en los cielos y su relación con Urano.

1- Cruz mutable - Conciencia de la personalidad:

En esta primera etapa el deseo esta muy condicionado por la atracción hacia la forma o apariencia, esto genera la necesidad de adquirir experiencia en los tres mundos (físico-emocional-mental concreto).

Urano con su dinamismo espontaneo ofrece circunstancias para adquirir conocimiento y crecimiento de la personalidad.

Este es el sendero del hombre o mujer comunes, la energía de Urano no es correctamente interpretada debido a la falta de atención, demostrandose como dificultad, mente voluble, versátil, inestable.


2- Cruz Fija - Conciencia del alma:

En esta etapa el deseo principal están relacionados con la necesidad de adquirir auto-conciencia (capacidad de dirigir a la personalidad) y la confianza que este logro aporta. Esta deseo surge del sufrimiento que genera la experimentación dual que se tiene de la vida en esta etapa.

Urano genera la oportunidad de conocer el camino medio tan necesario para el surgimiento del alma.

Este es el sendero de las 3 etapas del discípulo/a (provacionista, 1ª y 2ª iniciación) Este logro esta relatado en forma sublime en el Bhagavad Guita, donde Arjuna es la personalidad y Krishna el alma.


3- Cruz Cardinal - Conciencia del Espiritu:

En esta etapa final el deseo principal es expresar la auto-conciencia, adquirida en la cruz fija, como una forma de servicio a los demás. Los pocos que están en esta etapa están impelidos por el deseo de que sus semejantes conozcan el camino que ellos ya han recorrido.

Urano ofrece la capacidad de dar estructura externa a la voluntad interna de ofrecer correcto servicio, la “originalidad” de ser agua de vida para el sediento.

Este es el sendero del iniciado que alcanza la maestría. La intuición y su aplicación correcta a través de la mente abstracta y concreta son sus claves.



Las nuevas energías

En esta Nueva Era, Acuario (amor fraternal) junto con el 7Rayo (luz en la materia) van a permitir que este camino de adquisición de conocimientos sobre las formas, la auto-conciencia o la vida, sea experimentado y vivido en la tierra como algo concreto y estructurado tanto científica como socialmente hablando. En relación a las apariencias ya se han dado grandes pasos, pero en relación al poder del alma y el espíritu siguen existiendo muchas dudas, pero el mismo Maestro DK a través de Alice Bailey, nos dicen que en esta Era venidera se hará algún tipo de demostración científica-psicológica sobre la existencia del alma como una energía de eficacia real en el ser humano. Esto será así gracias a que en Acuario el 7 rayo está muy activo, y es precisamente la cualidad que este rayo muestra a través de Urano la que materializará en conocimiento el deseo de muchos.

El 7R, a través de Acuario – Urano, es la energía que estructura en la materia la vitalidad divina, utilizando para ello la atemperada benignidad de Júpiter.



David C. M.