14.7.13

Regente esoterico de LEO







Leo

En los tres signos de fuego (casas trino 1-5-9) se nos muestra el poder del fuego mental. En Aries la “Idea” es expuesta a través de un poderoso y brillante impulso; en Leo dicha “Idea” es “recreada”, (intelectualizada positivamente), y expresada activamente por el “si mismo”; en Sagitario toda la positiva capacidad de Leo de auto-afirmar la poderosa “Idea” de Aries es reconducida hacia un objetivo definido y altruista.

Leo es el signo que simboliza todos las cualidades de la quinta (5) casa: la creatividad individual, la capacidad de hacer “cosas” desde la propia certeza interna, la inteligencia mas personal, las emociones mas generosas, el cuerpo causal, “el talento del Alma”, “los hijos de la Idea”.


El entorno:

En Cancer (casa 4) el individuo es dependiente, sensible y apegado a sus raíces, al hogar y a su entorno mas cercano y popular, su labor es aprender a ser consciente de la dependencia para así poder ofrecer verdadera sensibilidad “maternal”. La aceptación del “apego” es el primer paso para convertirlo en empatía y comprensión hacia uno mismo y los demás. La Luz del hogar depende de la actidud interior.

Siguiendo la lógica de la rueda zodiacal, en Leo, (casa 5), aparece el individuo con la capacidad de decir “YO SOY”, la dependencia de su entorno es mínima, mas bien Leo es el rector dirigente de dicho entorno desde su positiva actitud “paternal”, y dependerá mucho del grado de evolución del sujeto, si dicha regencia del medio ambiente será egocéntrica e impositiva, o mas bien generosa y altruista.




El Sol
 
En Aries el Sol está exaltado porque la Luz irrumpe desde la oscuridad, y en Leo el Sol es su regente porque a través de él la misma Luz es reafirmada, regida, e interactuada.
 

¿Por qué el Sol es el regente de Leo?

La cualidad sobresaliente de Leo es su capacidad de adquirir auto-conciencia o radiación propia a traves de la interaccion con el medio-ambiente. En nuestro sistema solar, la fuente de todo tipo conciencia pertenece al Sol, de ahí que él sea el rector de la capacidad de Leo. Podriamos decir que el sujeto condicionado por Leo es capaz de adquirir los diferentes secretos solares segun sean sus necesidades.





 
Hercules y el leon

Neptuno – Urano

El sujeto de Leo se expresa como un Sol, ya que todas sus interacciones con su medioambiente las realiza desde el centro de su propio universo, pero segun sea su necesidad evolutiva sus actividades solares podran estar mas o menos “veladas” por Neptuno y Urano, dos planetas que ajudan al Sol (auto-conciencia) a acceder y expresar  los secretos cada vez mas profundos y liberadores del "si mismo".

Mostramos aquí un breve reflexión sobre los caminos que debe recorrer un sujeto condicionado por Leo, segun sea su necesidad evolutiva:


  • Sol físico: Aquí la auto - conciencia se adquiere a traves de la experiencia de la personalidad con las necesidades físicas y emotivas mas básicas. El patrón Lunar - Neptuniano impone su ley. El “león” (la personalidad) se muestra egoísta por necesidad siendo capaz de imponer su ley en el entorno para así satisfacer su instinto – deseo. Multiplicidad de formas y deseo personales, Saturno marca los limites fisicos.

  • El corazón del sol: Aquí la auto - conciencia se identifica con las cualidades del Alma: auto - percepción Inteligente y sensibilidad Amorosa, sin olvidar el poder que todavía ejerce la personalidad. Hércules (el Alma) está dentro de la cueva luchando con la personalidad (“el león”). En esta etapa intermedia Urano ofrece “inspiraciones” de carácter mental para que Neptuno transmute su fuerzas astrales – emotivas en fuerzas de devoción y aspiración. El plexo solar desea conocer el centro cardíaco. El “león” puede ser muy generoso aunque también egoísta (dualidad)

  • El sol espiritual: Aquí la auto - conciencia se expresa a través del reconocimiento de la Voluntad Divina. La Vida corre a raudales a través del cuerpo etérico del ser humano. Hercules a vencido al “leon”, (a la personalidad expresada a través del cuerpo astral), y lo utiliza y recrea como el “vestido” o la herramienta para servir a los demás. En esta etapa final Urano ejerce su poder ofreciendo la capacidad de materializar gracias a su mente cósmica el Propósito Divino en la Tierra (unidad)


Como sabemos el proceso de muchas vidas está en adquirir conciencia y relación entre los "dos primeros soles", y el triunfo final del segundo sobre el primero. La auto-conciencia de la gran mayoría de nosotros fluctúa entre nuestras emociones mas personales y las posibilidades que nuestra conciencia es capaz de percibir para “transmutar” deseos personales y lograr actitudes mas altruistas – fraternales. En ultima instancia estar motivado y activado por el deseo no indica verdadera auto-conciencia, sino que esta existe cuando el ser humano demuestra percepción mental a través de una vida auto – dirigida hacia un objetivo definido. El sujeto muy evolucionado de Leo es capaz de ser auto-consciente de sus capacidades personales en unión con la espirituales, la acción y el objetivo pueden ir de la mano, cuando esto ocurre, el Sol (la luz del Alma) está inspirada por Urano.

Leo no esta regido por ningún planeta, sino mas bien “aconsejado”, ya que la auto-conciencia (Sol) tiene la ultima palabra, de ahí la gran capacidad de Leo para actuar sin condicionantes. Fíjense en la actitud de las personas influenciadas por Leo y observarán su gran capacidad de expresar-se libremente. Leo es la liberación personal del control externo.



Frase:

La frase para Leo poco evolucionado es: “que existan otras formas yo rijo porque yo soy”.

La palabra para el ser evolucionado es:

“Yo soy Ese, Ese soy Yo”


La primera frase es muy evidente: hay una dualidad, donde una de la partes se impone sobre la otra. La segunda da entender una dualidad incluida, es decir, el ser sigue reafirmando su verdad: “Yo soy” pero en su afirmación incluye al otro: “Ese”. El poder de su auto-afirmación le permite la máxima identificación con el “otro”, la multiplicidad en un todo igual; fijaros que tanto el “Yo” como el “Ese” están en mayúscula.

Desde un punto vista subjetivo es curioso observar que la frase empieza y acaba con el “Yo”, siendo éste la expresión externa (personalidad), y el doble “Ese”, en el interior de la frase, como algo protegido y generador de amor - sabiduria (alma).

Pero todavía podemos ir mas allá, y pensar que el “Yo” es el padre (voluntad), y el “Ese” es el hijo (personalidad purificada); espíritu y materia unidos gracias a la cualidad (alma) del leon






                                                          


Rayos Rectores (I, II, VI, VII)

Leo trae en su “adn” el I rayo, de ahí su poderosa capacidad de dirigir, regular (Regulus estrella de Leonis) y expresar.

Por otro lado y según nos dicen los libros esotéricos nuestro sistema solar es de II rayo, de ahí que el Sol sea llamado el ojo de Júpiter (el agente del II rayo)

Para hablar de forma clara y sintética de los rayos que condiciona al sujeto de Leo, utilizaremos un texto del Maestro DK:

El hombre perfecto de Leo, el alma autoconsciente y amorosa (II rayo), lleva su poder de expresión (I rayo) directamente desde su propio plano al plano de la manifestación externa, pero conservando al mismo tiempo su control interno (Urano – VII rayo) y, desde ese punto de realización, convierte su objetivo ideal (Neptuno – VI rayo) en realidad en su conciencia, mediante la sensibilidad de la vibración superior y el dirigido e inteligente servicio al Plan. Reflexionen sobre este resumen”

                                                                                                   Alice Bailey (AE)





David C.M. (email:  logos.astrologiaesoterica@gmail.com)