Los tres niveles del horóscopo

31.7.14

Venus







Las cualidades de Venus

Venus es el regente del Amor-Inteligente: la aplicación práctica y “exitosa” del amor a las circunstancias externas gracias a la mente

En el plano físico la actitud mental de Venus es percibida como Belleza: la cualidad que unifica la verdad interior con la verdad exterior.

Entendemos que en esta frase, extraída del libro “meditación ocultista” de Alice Bailey, está el significado de la Luz de Venus:


El hombre hace fuerte a los devas (fuerzas constructoras) con su objetividad mental, mientras tanto, ellos nos dan la alegría, el magnetismo y la vitalidad”


La clave de la frase está en el concepto objetividad mental, porque en él está implícita la unidad del que ofrece y del que recibe. En la frase, podemos observar la dinámica de una relación equilibrada expresada como un todo, porque los dos sujetos de la frase (hombre-deva) son dadores y a la misma vez receptores. Podríamos decir entonces que el amor-inteligente es lo mismo que el amor- compartido.

Venus es la cualidad del 5 Rayo, la mente inferior que puede concretar en el plano físico la “luz divina” gracias al poder evocador de una actitud mental honesta o sincera, “el milagro del correcto pensar”.

Visto desde otra perspectiva es la luz de la ciencia, los procesos mentales que ponen al descubierto las leyes que amaga la materia.







                        Astrología y Psicología Esotérica de Venus


  • El rol de Venus en relación al nivel de conciencia:

Como sabemos hay dos tipos de conciencia, la conciencia de alma y la personal. La relación entre ellas dos está plena de matices, pero es ley natural que a través del tiempo (vidas) la conciencia superior aumente su luz y disminuya la inferior. Desde el aspecto personal Venus es deseo-inteligente, desde el alma es amor-inteligente. Por tanto venus es la cualidad que se mezcla con la emoción (deseo o amor) a través de la mente. Dicho de otra Venus es la mente que gestiona el cuerpo astral para el bien de lo deseado o amado.


  • El camino evolutivo a través de los 4 signos de Venus:

Como hemos dicho Venus es la inteligencia que se une al amor o al deseo según sea el tipo de conciencia. En este articulo la intención es valorar la conciencia de alma, y el rol que juega en el camino evolutivo el amor-inteligente de Venus para adquirir dicha conciencia.

Venus desde la astrología del alma ofrece su cualidad a través de 4 signos:

  • En Tauro la actitud mental de Venus es evocadora del deseo, la motivación básica impulsora. El estimulo que ofrece energía a la vida.
  • En Géminis Venus es el evocador de la dualidad deseo versus voluntad espiritual, la base del conflicto a través del cual se puede adquirir conciencia del alma.
  • En Libra Venus es el evocador del equilibrio, la claridad mental que permite serenar el conflicto entre fuerzas implicadas. La pausa para visualizar el camino a seguir.
  • En Capricornio el aspecto mental de Venus es evocador de unidad, la base para que el amor del alma exprese, como servicio en el plano físico, la voluntad espiritual captada.


Es claro que en la cadencia que marcan los 4 signos está escrito un proceso escalonado de adquisición de conciencia de alma, pero para que este proceso avance hace falta la intervención del poder de Escorpión.



  • El rol de Escorpión y el bien de Venus.

Escorpión es la energía que presenta la decepción, con la velada intención divina de lograr el triunfo final. Tocar el negro fondo para alcanzar el blanco cielo. El Escorpión versus el Águila.

Toda conciencia reencarnada necesita vivir experiencias, y para el bien de dicha necesidad irrumpe la luz de Venus en Tauro, que nos hace ver lo bueno del deseo que promueve la acción. Pero, la nobleza del deseo taurino llega un momento que es puesta en entre dicho por la energía de Escorpión, la luz venusina es trastocada por el veneno del deseo excesivo, y el poder del toro es vivenciado como destructivo. Aparecen las dudas y el dolor con la consecuente necesidad de comprender, y para el bien de dicha necesidad irrumpe la luz de Venus en Géminis, que nos hace ver lo bueno de la dualidad que promueve el crecimiento del amor del alma frente al deseo de la personalidad. Este intenso proceso de interacción dual de fuerzas y adquisición de nuevos estados de conciencia, por inercia natural necesita el descanso, y para el bien de dicha necesidad irrumpe la luz de Venus, como la claridad mental que promueve el equilibrio necesario para visualizar con serenidad el siguiente paso a dar.

Finalmente, y después de repetir durante “muchas” vidas el proceso tauro-geminis-libra, llega el triunfo de Escorpión en la luz de Capricornio. Las pruebas de Escorpión han logrado su objetivo: poder comprender a Saturno, la ley de la materia, desde la conciencia del alma. En este estado de conciencia la personalidad purificada ya no ejerce distorsión, por tanto el alma deja de prestar atención al aspecto inferior de la materia para dirigir su mirada al aspecto superior o espíritu. Esta nueva actitud de la conciencia requiere de nuevo la luz del amor inteligente de Venus, como el don de una mente que expresa la luz del servicio como reflejo del espíritu.


  • Venus la luz que nos conoce

Venus es la luz que inunda nuestra inteligencia haciendo de ella amor-inteligente, la cualidad que puede concretar lo bueno del inteligente pensar.

En tauro nos hace ver lo bueno del deseo como impulsor de vida. En géminis el bien de la dualidad que genera conocimiento del alma. En libra no hace ver lo bueno del equilibrio como dador de paz. En capricornio el buen resultado de una mente receptiva al propósito espiritual.






La Luz de Venus, aun en situaciones difíciles, es la bondad de un pensamiento que se expresa en la belleza de una caricia.










David C.M. (Logos.astrologiaesoterica@gmail.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario