Los tres niveles del horóscopo

21.12.15

PLENILUNIO DE CAPRICORNIO





PLENILUNIO    DE    CAPRICORNIO

Las energías que ingresan desde el Universo afectan a todo ser humano creado. El impacto será proporcional a la atención y compromiso adquirido por cada uno de nosotros para que esa intensa energía de vida polarice nuestros pasos hacia una vida adecuada a la meta escogida de acuerdo  con la mayor incidencia en la que cada Energía de Rayo sea reconocida por nuestro ser interior.

Cada servidor comprometido con la Sabiduría Eterna ha de sentir a través de la ayuda que llega con las fuerzas de un Signo como Capricornio que ha de estar activo en alguno de los movimientos humanitarios, sociales, artísticos, políticos o filosóficos.

En una forma especial el mayor compromiso que el discípulo o aspirante debe vivir con profunda entrega en este tiempo nuestro, sea quizás el humanitario, viviéndolo no de forma solamente espiritual y con buenas intenciones, que lógicamente son necesarias, sino en la forma activa que su nivel o situación en este ciclo de vida le permita.

En uno de los estadios en el Signo de Capricornio, la relación con el poder, el dominio de la material y la posesión de las riquezas al precio que sea y el uso indebido de las oportunidades que ofrece la política, se hace patente.

Espejismos, autoengaños, indiferencia o bien pensar que todo “esto” no va con nosotros, es uno de los peligros que pueden enfatizar por la importancia de esta Luna Llena, todo cuanto acontece a nuestra humanidad.

La involucración es, debe ser una obligación total en todo ser que ha despertado, para que tantas cadenas que oprimen, matan y angustian cambien y en profunda reflexión, invocando la pureza del alma, actuar y comprender que no solo con observar y –en exceso hablar y opinar- es suficiente.

Escucho comentar a veces a personas, que no ven televisión, que no quieren saber nada porque les supera todo cuanto acontece. Esta es la forma de actuar del tibio de corazón. Movimientos, protestas no desde la violencia, reuniones, informaciones desde múltiples lugares de personas que entienden hacia donde puede desembocar la frenética carrera hacia la no comprensión de lo que sucede, han de servir de despertador en estos días en los que una de las energías que más nos obligan a la transfiguración, nos conviertan en esta Luna Llena en parte de esos grandes seres que a través de su misión, realizaron en Capricornio cambios revolucionarios en nuestro Planeta.

Tampoco olvidemos que ese Marte guerrero se exalta en este Signo en el cual Júpiter y Neptuno pierden fuerza.

Hemos de invocar y sentir en nuestra mente superior la pureza que nos puede ofrecer la fuerza del Tercer Rayo para que cada palabra nacida de ese pensamiento lleve las semillas constructivas necesarias. El Quinto Rayo a través de Venus está igualmente activo

Una y otra vez hemos de recordar que Plutón el transformador de Almas, el que no detiene la fuerza de su Primer Rayo se encuentra en ese imponente Signo y está consiguiendo revolcones en regímenes políticos, en el despertar de muchas personas jóvenes, en la innegable visión de la mentira y de lo que ya está caduco y tan solo oprime.

La mentira bajo la fuerza de estos elementos unidos a Saturno en Sagitario, nos pide  ese compromiso, en la medida de cada cual. Nos ruega que seamos dignos de la síntesis que se encuentra en Capricornio bajo cuyas energías han nacido grandes Seres.

Dentro del fanatismo de la mirada errada de la religión, este año las intensas fuerzas que inciden desde el 21 al 28 de Diciembre, recaen en que la Luna Llena sea el día 25, fecha especial para un gran sector de la humanidad.

El verdadero significado de estos días ha de ser más que nunca lo que nos estimule hacia una tensión espiritual que merme fuerzas a la oscuridad que se hace patente precisamente para evitar ese cambio imparable de consciencia en el conjunto de la mente planetaria.

Siempre este Signo, Capricornio, es de importancia vital pero hoy como personas que compartimos como humanidad y como un Todo las inquietudes, los propios sufrimientos, que observamos con discernimiento y criterio los movimientos de quienes ostentan el poder, así como de quienes ofrecen la propia vida para un bien mayor, comprendemos la especial importancia de esta Luna Llena, fundiéndonos en esa meditación con el Amor puro.

Consigamos que el bello axioma que define a Capricornio, “Estoy perdido en la Luz suprema, sin embargo, vuelvo la espalda a esa Luz” nos lleve al verdadero sentido de ayuda, de olvido de uno mismo, de amor y servicio a los demás.

El amor nos inunda en estos días en los que el sentido cristico es la energía, la luz, el amor total que deseamos compartir con todo el universo, recordando que esa fuerza, el Amor, es la más intensa que existe.


Con ese inmenso amor mencionado, compartimos el sentido único de los días que vamos a vivir.

Joanna


No hay comentarios:

Publicar un comentario