.

Los tres niveles del horóscopo

11.3.17

Plenilunio de Piscis




PLENILUNIO DE PISCIS

Yo abandono el hogar de mi padre y, retornando, yo salvo



Piscis simboliza pruebas vividas a través de ciclos y ciclos. La intensa sensibilidad, empatía, conexión con todo lo elevado del Signo que cierra el año astrológico , unido a la fuerza de Plutón, rompe lo caduco y lucha incansablemente contra todo lo que puede bloquear la bendita Vuelta al Hogar del Hijo Pródigo (la Chispa Divina) a la Casa del Padre.

Esta Fuerza es, en estos tiempos, infinitamente más notable, ya que se une la intensa Luz de Urano con su imparable objetivo de descristalizar y liberar, creando un nuevo paradigma social, tal como hemos observando en estos tiempos a través de las crisis en diferentes puntos de nuestro planeta, así como en las ideas y en la forma en la que se desarrolla a través de fanatismos e ideas equivocadas lo que solemos denominar “religión”.  Urano en Aries y Plutón en Capricornio

El poder para destruir la forma así como el amor para estructurarla de nuevo  en armonía con la ampliación de consciencia de una una gran parte de la humanidad y de vivirla con la adecuada devoción, son herramientas potentes en este Signo.

Neptuno, el Planeta de la Trascendencia, y que nos hace ser instrumentos de la divinidad, ejerce con fuerza su influencia en este mes y esas herramientas, son las necesarias para limpiar todo el terreno, nuestra propia “Tierra”, para recibir con anhelo y esperanza, con gozo interior, la savia vital del próximo Signo de Aries.

Neptuno será especialmente importante en esta época,  ya que en su largo tránsito por el Universo, ha entrado en el hogar simbolizado con el mar de las almas que saben, conocen, ese poder ser instrumentos de la divinidad, de las fuerzas de la Luz. Durante años, millones de almas vendrán a este ciclo con Neptuno en Piscis creando una nueva e internsa forma de ver y compartir.



Todas esas esencias y energías, han de ser constantemente emitidas desde el corazón y en  cada uno de los días en que fuyen las energías de esta constelación y especialmente en el período de Luna Llena de Piscis, formando un manto de protección y amor infinito hacia los miles de seres que sufren especialmente en diversos puntos de nuestro planeta.

La energía sigue al pensamiento y grande puede llegar a ser esa fuerza cuando sale de lo profundo del corazón de millones de seres que están en meditación.

El regente esotérico transmite energia a la personalidad fundida con el Alma. Puede decirse que el alma reponde a la energía que llega a traves de Plutón que transmite energía del Primer Rayo.

1er rayo: poder de voluntad, coraje, intrepidez, Firmeza, Aptitud para evaluar al hombre y a todos los fenomenos

2do rayo: Amor Sabiduria: Paciencia, identificacion, sintesis, ánimo.

6to rayo: Devoción, sencillez, ternura, intuición. Capacidad de sacrificio, también e peligroso fanatismo que estamos sufriendo en estos últimos tiempos.

La constelación de Piscis marca un espacio triangular en los cielos, un símbolo de la realidad. Este signo gobierna los pies y de ahí la idea de pisar el Sendero y alcanzar la meta que ha sido la fundamental revelación espiritual de la era de Piscis.

Si pudiéramos ignorar  los velos que nos envuelven, estaríamos dispuestos a abandonar el dominio que sobre nosotros ejerce la personalidad y vivir la gran liberación que significa fusionarnos sin luchar como un Yo individualista que comenzó con fuerza en Aries para conlcuir como Alfa y Omega en Piscis.

 Es momento de liberarnos de todo peso que no nos lleve a “..desde la oscuridad a la Luz, de lo irreal a lo real, de la muerte a la Inmortalidad..”



Joanna

No hay comentarios:

Publicar un comentario