Los tres niveles del horóscopo

18.11.11

Escorpio: humildad e iluminación

 Por Ricardo Georgini

El trabajo de Hércules vinculado al signo de Escorpio es la destrucción de la hidra de Lerna. Escorpio es un signo de conflictos y luchas, y de profundidad e intensidad. Este trabajo representa la búsqueda de una actitud más clara y abarcante respecto de los desafíos y embates de la vida – lidiando con sus causas ocultas, y no sólo tratando los efectos.
La hidra era una serpiente mostruosa de nueve cabezas. Cuando era atacada, se fortalecía con cada golpe, en vez de debilitarse. Y si una cabeza le era cortada, le crecían otras dos en su lugar. Tal monstruo asqueroso había hecho su morada en el pantano de Lerna y apestado el agua de toda la región, provocando enfermedades y muertes. La tarea de Hércules era eliminar la causa de la contaminación.
En medio de la atmósfera nebulosa del pantano, Hércules buscó en vano a la hidra. Finalmente, encontró algo: una caverna profundamente oscura. Comenzó a tirar flechas llameantes al interior del cubil. La hidra salió furiosa, atacando al héroe. Y Hércules la combatió con coraje, hasta percibir que no lograba progresar en su lucha contra ella. Entonces, se arrodilló y la agarró, irguiéndola bien alto, más allá de la atmósfera del pantano. Expuesta al aire puro y la luz, la hidra no podía vivir, y sus cabezas morían.
La hidra representa los impulsos inferiores y complejos que residen en la caverna oscura del inconsciente y comtaminan la mente, el corazón y la vida humana. Es el conjunto de todos los pensamientos, emociones y deseos excesivos, desequilibrados, mal trabajados. La hidra existe en el interior de cada uno de nosotros, sin excepción, ya que hace parte de la naturaleza humana. Encontrarla y enfrentarla requiere un tremendo coraje, y es un trabajo para el Hércules que también existe en nosotros.
Normalmente, al entrar en contacto con las enseñanzas espirituales, las interpretamos de manera simplista, distorsionada e ilusoria. Naturalmente, lo hacemos sin percibirlo, con mucha dedicación sincera, pero com poca inteligencia espiritual. Así, imaginamos que, en el camino espiritual, deberíamos luego librarnos de todas las tendencias inferiores, todo miedo, rabia, ambición, vanidad, orgullo, etc. Pero lo que sucede, entonces, es que todo eso sólo está escondido en nuestro inconsciente, y continúa contaminando nuestra vida interna y externa.
Uno de los principales requisitos para la iluminación de la conciencia es la humildad, representada por Hércules al arrodillarse. Ella nos permite reconocer que somos como cualquier otro ser humano, sujetos a las mismas fallas, dificultades y limitaciones. Entonces, no pretendemos ser diferentes, especiales o mejores. No fingimos – para nosotros mismos y para los demás – que no tenemos dentro de sí todas las tendencias que son comunes a todos los seres humanos. Así, podemos encarar con naturalidad y madurez lo que quiera que surja dentro de nosotros. Y podemos no luchar contra ello, sino elevar nuestro problema a otro nivel de comprensión.
Un problema no puede ser resuelto a partir del propio nivel en que fue creado. La resolución viene a partir de un nivel más alto. Cuando alcanzamos una perspectiva más elevada – y por lo tanto, más abarcante y comprensiva –, podemos conocer las causas de una situación y entonces cambiar la manera en que lidiamos com ella. Em las alturas de uma mentalidad sabia y amorosa (la luz y el aire puro), podemos comprender que todo lo que existe em nosotros es bueno, en tanto sea mantenido en su justa medida, en su correcto lugar y en su momento apropiado. No hay nada a ser combatido o exterminado dentro de nosotros, sino sólo comprendido y reajustado.
Ricardo A. Georgini
ricardogeorgini@yahoo.com.br

2 comentarios:

  1. Anónimo02:48

    COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar
  2. Hola Joaquin,

    Totalmente de acuerdo. El coche tiene el poder sobre el vianante, pero el conductor humilde tiene el poder sobre el. Podria ser una buena analogia. El Alma seria la actitud humilde que respecta a su semejantes a traves del control del poder de la personalidad que seria el coche.

    Gracias por tu aportacion Joaquin :)

    ResponderEliminar