.

Los tres niveles del horóscopo

2.2.14

Regente esotérico de Acuario









EL PORTADOR DE AGUA

De las 12 constelaciones celestes tres contienen figuras humanas que nos muestran, en su simbolismo, el significado del camino que debe realizar el ser humano:

  • los dos hermanos” (Géminis): es la comunicación entre las dualidades. Espíritu-Materia, Alma-Personalidad, Mente-Corazón,…, en esta vital dinámica e intuitiva interacción, el hombre o mujer experimentan la vida.
  • la mujer con espigas” (Virgo): es la capacidad receptiva y constructora que reside, al nacer, en la materia virgen. La pureza de la madre naturaleza tiene como función nutrir, purificar y estructurar la interacción dual de los “dos hermanos”, con el fin de producir el fruto de la unión. Virgo es un signo triple, la relación entre dos siempre genera un tercero, y este, es protegido y criado por la Virgen.
  • el hombre del cántaro de agua” (Acuario): es “el parto”, el noveno signo desde Géminis. Esta energía es la liberación de lo que ha sido protegido por la Madre (Virgo). El hombre del cántaro, permite a la purificada realidad interna salir al exterior y liberar su sabiduría. Aquí, la experiencia es utilizada para la aplicación de la justa medida: correcto servicio.


La intuitiva comunicación para relacionar la dualidades de Geminis, es transformada en intuitivo servicio dirigido en Acuario, gracias al trabajo constante, interno y nutritivo de la Madre Virgen en Virgo. 
 
El ser humano tiene como destino superior amar a su hermano como a si mismo. La conciencia Acuariana es la Luz en la oscuridad, aquel que te da la mano. 




 





EL GRUPO

Cristo nos hablo de este signo cuando fue preguntado por sus “amigos” por el lugar donde se iba a realizar la “santa cena” : “Id a la ciudad y os encontrará un hombre con un cántaro de agua y en la casa en la que él entrare, seguidle” (Lucas 22:10)

Esta frase, con lo que ocurrió mas tarde a través de ella, nos ofrece una valiosa información sobre las cualidades de la, yá, era de Acuario. El hombre del cántaro de agua marco el “espacio” donde los 12 se convirtieron en 1. Allí, todos participaron por un igual, nadie fue mejor que nadie, todos (incluso el traidor), tuvieron su oportunidad de expresión, nadie fue juzgado, y todos compartieron, compañía y amistad. Juntos marcaron los pasos a seguir para ofrecer el correcto servicio. Cristo, el nexo de unión, les lavo los pies, demostrando con ello la necesidad de pureza y humildad para lograr el objetivo. 
 
La gran virtud de Acuario, será mostrar al mundo a través de las interrelaciones grupales que nadie es mejor que nadie, y que en esa capacidad de no juzgar, de no presionar, se esconde la libertad que unifica. El ser humano libre se reconoce en la responsabilidad hacia sus semejantes, y desde allí la alegría aflora a su corazón.







REGENTES

Urano “la mente cosmica”, “el rayo”, la dinámica energía capaz de dar claridad al misterio. El rasga el velo mostrando nuevos caminos.
En el hombre o mujer comunes esta sagrada energía no puede ser correctamente interpretada, ya que la mente está excesivamente condicionado por el deseo egoísta. En este estado la mente es voluble, inestable, errática, precipitadamente activa. Hay falta de atención, no hay silencio mental y, los eléctricos impulsos de Urano no encuentran su adecuado lugar de anclaje en la mente concreta , generando con ello excéntrica actividad. En definitiva la poderosa identificación con “los lindos caprichos del deseo” mantienen al acuariano poco espiritual ligado a la parte mas material de la vida. Con este tipo de conciencia, las cualidades sagradas de Urano no puede ser bien aprovechadas.


Este seria el proceso geminiano mas primario, donde un hermano es mucho mas potente que el otro. En este estado actuamos para desear-poseer lo que creemos que no tenemos, sin atender a realidades superiores.
 
Esta etapa es larga, pero poco a poco, el hermano pequeño crece a través de la adquisición de auto-conciencia, (Leo), junto con la incipiente necesidad de fusionar, (Virgo), dicha auto-conciencia con la “misteriosa” sensación interna de que en la vida hay algo mas que un yo personal.
A medida que la fusión es realizada, paulatinamente se acrecienta en el ser humano el anhelo de ayudar a los demás. En esta etapa evolutiva los dones de Acuario se hacen sentir a través de Júpiter, el regente de la conciencia o cualidad interna que atesora este signo.





Regente esotérico

Aquí, Júpiter, el planeta de la expansión, ofrece a través de Acuario altruismo generosidad, empatía, síntesis. El anhelo de ayudar, simbolizado en la bondad de la Virgen Madre, encuentra sus cauces de expresión y, el León, el poder de la auto-conciencia, encuentra su contra-parte no individualista. Llego el momento, Acuario, “El hombre”, se exterioriza y se proyecta en la interacción social. Acción y reacción entre amigos, y en el grupo…, todo entendido desde el amor impersonal, y gracias a ello, todo comprendido desde la claridad del desapego. 
 
Llegados aquí, Urano es capaz de dar lo mejor de si, desvelando, a través de las formas lunares básicas, la autenticas verdades del “Misterio” de la Vida.
 
Júpiter, el planeta del Amor, la expansión,  ofrece la unión de la mente con el corazón, y esto en Acuario, con su característica impersonalidad, es utilizado para reflejar en el exterior realidades fraternales (grupos) donde se inter-actua la capacidad de servicio.









La frase para el Alma:


yo soy el agua de vida vertida para los sedientos”



Resalta en la frase el concepto ser agua de vida, así como también, la intención de utilizarla. Si observamos la figura del signo de Acuario podemos distinguir en ella tres partes: Hombre-cántaro-agua, unidas a través de la acción intencionada.
  • Hombre: Él decide volcar el agua que el jarrón contiene. Por tanto, la figura humana que actúa a voluntad, es el Espíritu con propósito.

  • Cántaro: Es "el lugar" que contiene el agua de vida, el cuerpo causal donde reside el Alma.  Dicho "forma" esta en medio, en contacto con el Espíritu, y a su vez en contacto con la Madre nutridora. El cántaro es el Alma mediadora, la receptora de la intención y a la misma vez la que permite que la intención sea expresada. Ella dirige, es inteligente y amorosa, y en su reflexión es capaz de purificar a la Personalidad para que esta muestre intención espiritual. 
     
  • El agua de vida: Es la personalidad purificada. Es la sustancia que fluye a través de los tres mundos de expresión, (fisico-emotivo-mental). Los tres integrados son la fuerza psíquica (sustancia) para expresar Vida y Amor en Sociedad.




RAYOS RECTORES
 
En Acuario, la claridad mental se concreta, (5Rayo), como la capacidad de unir el corazón con la mente, (2Rayo), para así ofrecer a la voluntad de ser y conocer una dinámica real y organizada (7Rayo) de servicio altruista. Todo esto se realiza en el trasiego del vivir diario, en la acción y reacción del día a día que produce armonía (4Rayo).











¿Es Acuario un signo de actitud fría?
Acuario, en la astrologia tradicional y debido a la importancia que le damos al aspecto emocional, tiene “fama” de tener una actitud distante y fria, pero en realidad detrás de esta falsa impresión, el sujeto de acuario esconde la necesidad de crear un espacio vital, libre de presiones emocionales, físicas e incluso mentales. No hay que confundir el desapego con la desafección..
Desde el espacio vital de la impersonalidad, el “portador de agua” genera encuentros donde el “TU” se mezcla con el “YO”, las libertades se comparten, las necesidades se intuyen, la conciencia es comprensión, la mano se aplica.



La Luz de Acuario permite la libertad en la diversidad, vive y deja vivir, fraternidad.





David C.M (logos.astrologiaesoterica@gmail.com)