Los tres niveles del horóscopo

16.4.16

Los tres niveles del horóscopo







La Dualidad


En el “mundo” podemos reconocer claramente dos poderes:
Dios en el Corazón   -versus-   Dios en el Universo
El Corazón es el “mundo” interior, aquello que nos es propio, el “si mismo”.
El Universo es el “mundo” exterior,  las energías, revelaciones  e impulsos que nos llegan.

Ahora bien, si atendemos a esta poderosa dualidad podemos  pensar que no dependemos únicamente de aquello que intrínsecamente hemos reconocido como propio, nuestro “sí mismo”, sino que también dependemos del como percibimos, nos identificamos y gestionamos  aquellas energías que nos llegan del exterior, y que, (y en esta afirmación está la clave), la claridad de esta percepción depende en gran medida del nivel evolutivo de la conciencia que percibe.

El nivel evolutivo de la conciencia se mide por la capacidad que esta tiene para potenciar actitudes altruistas en detrimento de las más egoístas. La “bondad” de una  impersonalidad, desapegada, flexible y  descentralizada  en detrimento de “aquello” más apegado, inflexible, cristalizado o personal.



Los Tres Niveles del Horóscopo

Astrológicamente hablando este proceso psicológico tiene su reflejo en el horóscopo como:
Las  12 constelaciones   como las energías o nuevas realidades que  llegan del universo, y con las que a mayor impersonalidad y desapego  mejor percepción  de las mismas.

El  significado del signo ascendente con su regente esotérico, y  en  menor medida, la del signo solar y su regente exotérico, como aquel tipo de  comprensión que  permite la adquisición de mayor impersonalidad y desapego.
La cualidad del signo ascendente es el aspecto mediador, aquel tipo de significado que, en determinada vida, la Conciencia o Alma necesita reconocer para su correcta evolución.

Los planetas y su posición por casas y aspectos (sextil, cuadratura, etc.) como la fuerza que mantiene sujeta a la conciencia en la materia, sujeción, apego o dificultad que en si mismo amaga la oportunidad. Toda dificultad o crisis, en una conciencia evolucionada,  es creadora de la “divina necesidad”.
Podemos entender por “divina necesidad” como aquellas fuerzas básicas que, una vez han sido reajustadas y redirigidas por la conciencia a través de los principios y valores más espirituales, son el combustible capaz de mantener la constante “visión” o aspiración motivadora en el camino espiritual.


Ni afuera ni adentro está la unión,  sino más bien en la interrelación consciente que permite la disminución del aspecto material  gracias al reconocimiento del aspecto espiritual.

David C.M. (logos.astrologiaesoterica@gmail.com)


7 comentarios:

  1. Hola David !

    Psicológicamente describes los tres niveles del horóscopo como Energías, Comprensión y Fuerza y según como se perciban estas influencias y la comprensión que se demuestre así serán los resultados.
    Esto lo tengo claro; pero pensando en las triplicidades que forman los 4 elementos entre sí, me han venido unas preguntas a la mente que quisiera formularte.

    ¿Los signos de Aire ; Géminis, Libra y Acuario forman una triplicidad que refleja de forma más evidente la tendencia a la dualidad y a la oscilación con respecto a los demás signos astrológicos ?
    La otra pregunta es esta;
    ¿ Cómo podemos interpretar psicológica y esotéricamente la unificación de esta triplicidad de Aire y cual de los tres Signos situarías en la cúspide del triángulo.?

    Si te parecen oportunas las preguntas me agradaría saber tu opinión.

    Gracies David

    Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta, les teves preguntes sempre son oportunes, ya que es nota que amb elles busques aprofundir en l’aspecta espiritual de la astrología.


      Como bien dices en los tres signos de aire la tendencia dual se hace mas evidente, de ahí su gran capacidad de evocar la intuición. El aire es la intuición y la intuición es síntesis.

      El poder dual inherente a nuestro universo de 2R se escenifica a través de Geminis, las dinámicas naturales, la relación que permite reconocer (intuir) la unidad, el siguiente paso, el objetivo, la punta de la flecha del Centauro-Sagitario.

      La Auto-Conciencia, el Alma en Leo, se torna dual en Acuario a través del Yo Soy versus el Yo Grupal, siendo la síntesis de los dos la gran capacidad de Acuario para servir. Dicho de otra forma la síntesis acuariana refuerza el alma (leo).

      El poder de ser o manifestar de Aries necesita de la intuición de Libra, la síntesis capaz encauzar o equilibra Su poder. Libra es la intuición que permite que la individualidad auto-centrada se exprese como virtud o/i armonía social.

      Geminis es la dualidad inherente en el Amor mismo, la comunicación entre aquellos que se atraen, se relacionan, se repulsan, se unen, se comprenden , se aman.

      Libra es la dualidad inherente en el Equilibrio mismo, las energías que se atraen necesitan expresar armonía, belleza o amor, la paz de una relación equilibrada.

      Acuario es la dualidad inherente en el Servicio mismo, donde la fuerzas de la materia deben inter-actuar conjuntamente con las fuerzas espirituales para su buen hacer.


      Según mi parecer Marta los tres signos son cúspide, quizás Libra por ser signo cardinal, vinculado a Aries (el propósito) seria la cúspide, aunque bien es cierto que Géminis es la cúspide en relación a nuestro universo de 2Rayo, y Acuario en relación al importantisimo significado universal que el Servicio por si mismo tiene.


      Mas individualmente hablando el poder que ejerce un signo en un horóscopo (y por tanto en una conciencia) depende mucho de su situación en él. Es decir, si este es angular (Asc, Mc, Dc, Fc), o si en él está situado el sol, o el regente esotérico, o un cumulo de planetas, este pasa a ser el signo más condicionante.

      Por ejemplo en el horóscopo de Alice Bailey, todo y tener a Libra activado, Géminis es el más importante; pero en el caso de Helena Blavatsky, todo y haber una Acuario muy relevante, el signo más condicionante es Libra.

      Espero hagin quedat constetades les tevés, sempre interesants, preguntes Marta, si no es així, no dubtis en tornar a escriure.

      Una abraçada!

      Eliminar
    2. Me quedo con tres palabras que me han parecido de gran importancia para meditar:
      Amor - Equilibrio y Servicio !

      Gracies David per les teves generoses y clarificadores respostes.

      Una abraçada

      Eliminar
  2. Seguimos aprendiendo (o intentándolo al menos).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clar Dani,

      Al principio la in-nata curiosidad i/o la necesidad de mejorar nuestras tendencias personales mas destructivas nos impele a adquirir conocimientos, el aspecto intelectual-mental se enriquece y los instintos/emociones mas básicos van siendo cada vez mas controlados-reajustados y reorientados.

      Mas tarde suele haber cierta saturación de información, y una necesidad cada vez mayor de aplicar/expresar de forma menos mental y sí mas practica el conocimiento adquirido, entonces, la tendencia es procurar la intuición, la sintesis que permite la expresión sencilla de lo acumulado.

      El Maestro Tibetano al primer paso lo llama "entrar en el aula del conocimiento" y al segundo "entrar en el aula de la sabiduría".

      Este es un camino que no se recorre deprisa, sino que es un paso a paso, donde las dos etapas se entre-mezclan con la experiencia de vida engendrada en la verdadera necesidad.

      Una abraçada!

      Eliminar
  3. La astrología interna bien
    comprendida siempre nos ayuda a ascender con mayor claridad.

    Un Abrazo.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      Exacto bien comprendida, esto pasa primero por un análisis mental o dicriminación ajustada para luego dar paso, a través de una mas calmada o silenciosa reflexión o dicernimiento a la palabra clave, la ACEPTACIÓN: la actitud incluyente del corazón, aquel poder que nos ayuda a ascender.

      Una abraçada!

      Eliminar