Los tres niveles del horóscopo

10.10.12

7 Libra






Libra: la busqueda del equilibrio



El mantra espiritual de Libra es: “yo escojo el camino que conduce entre las dos grandes lineas de fuerza”
Estas “dos grandes lineas de fuerza” son aquello que llamamos el espiritu y la materia. Esta es la gran dualidad fundamental del universo. Espíritu y materia son fuerzas complementarias, y es la interacción entre las dos que crea todas las cosas existentes. En cada cosa, tanto espíritu como materia estan presentes, en variadas proporciones. La perfección consiste en el equilibrio entre esas dos fuerzas, o sea: la dos se relacionan de manera que cada una desempeñe su debido papel en armonía con la otra.”
El equilibrio entre espíritu y materia es alcanzado a través del gran processo evolutivo que esta aconteciendo en nuestro universo – un proceso del cual somos parte. Este proceso desarrolla primero la experiencia y el conocimiento de la materia, después la experiencia y el conocimiento del espiritu, y finalmente el equilibrio de ambos. Una analogía tal vez excesivamente simple, es como si fuésemos a medir la mitad de un objeto: ponemos la cinta métrica en un extremo del objecto y estendemos la cinta hasta el otro extremo de mismo, y así conocemos su tamaño real y solo entonces podemos encontrar su punto medio. Por tanto, para ir de un extremo al otro del objecto es necesario recorrerlo (conocerlo) en su totalidad para entonces poder equilibrar correctamente.
La conciencia humana está focalizada principalmente en el lado material de las cosas y simplemente desconoce el lado espiritual. Así, mientra que no perciba, el ser humano lleva una vida desequilibrada y parcial, una vida en la cual predomina la materialidad. Lo que para nosotros parece equilibrio a menudo no es el verdadero termino medio, pues ignoramos mucha cosa. Como vemos somos una parte, pensamos que la balanza esta allí en medio, si viéramos el todo, percibiríamos que el punto medio todavía está distante.
La espiritualidad es un convite a descubrir el otro lado, para así descubrir el todo. Una parte ja conocemos: la material; está faltando que conozcamos la otra. La espiritualidad nos invita al equilibrio, pero un equilibrio cada vez mas amplio y completo. El descubrimiento del otro lado es un proceso gradual. Cada nuevo pedacito que vemos e incluimos nos lleva a reconsiderar lo que antes considerábamos el medio. Por esto, en nuestra búqueda por el equilibrio, debemos estar atentos, para no estancarnos en una concepción fija de como el equilibrio es. Lo que consideramos como equilibrio va mudando a medida que la conciencia se expande.
La gran dualidad universal de espiritu y materia se refleja en el plano emocional como lo que es llamado los pares de opuestos – placer y dolor, felicidad y sufrimiento, afecto y rabia, atracción y repulsión, etc … Estos pares de opuestos son para el ser humano el primer campo de entrenamiento para el equilibrio. Normalmente el ser humano vive ocupado por estas opuestas emociones, luchando con ellas, distraido con ellas, y no percibe la dualidad principal de espíritu y materia. Cuando el individuo comprende que estos dos opuestos emocionales son ambos parte de la misma vida, cuando puede aceptar a ambos y ser indiferente a ellos entonces es alcanzado el equilibrio emocional y vuelve a ser posible confrontar la dualidad principal y avanzar en dirección a un equilibrio mayor.


Ricardo Georgini
ricardogeorgini@yahoo.com.br

2 comentarios:

  1. Creo de obligado cumplimiento agradeceros, aunque sea de manera esporádica, la labor que realizáis.

    Muchas gracias por las interesantes entradas.

    ResponderEliminar