15.1.15

Psicología del alma (7 rayos o 7 caminos)






Psicología del alma

Desde el punto de vista de la psicología esotérica, la evolución es la evolución de la conciencia, mediante la cual el fragmento del alma incrustado en la personalidad, progresivamente identifica a su fuente espiritual y se unifica con ella.”*

Esta identificación progresiva comienza cuando la conciencia da muestras de estar saturada, saciada, o desengañada de los aspectos mas materiales de la personalidad y paulatinamente “presta su mirada” hacia otro tipo de valores mas espirituales.

El Amor Impersonal o Incluyente, el Altruismo, la Fe, Tolerancia, Respeto, Aceptación, Inofensividad, Humildad, Paz, Silencio Interior, Alegría, Belleza, Ternura, Bondad, Voluntad al Bien, Perdón, Responsabilidad, Equilibrio, …, son valores que entendidos desde la “conciencia del corazón” permiten al alma acercar se a su fuente espiritual.

La asimilación real (no intelectual o/i interesada) de estos valores por parte de la conciencia le permiten a esta poder reestructurar o purificar a su cuerpo físico, emocional, y mental, logrando así un mayor acuerdo con la nueva actitud que requiere la adquisición de estos nuevos valores.

Este es un proceso largo, (de vidas), donde el cuerpo físico gracias a la Luz o Inteligencia del Alma, deja de ser egoísta y exigente con su satisfacción para llegar a ser purificado y disciplinado en la correcta expresión de un servicio altruista eficiente.

Este es un proceso largo, (de vidas), donde el cuerpo emocional gracias al Amor del Alma, deja de estar excesivamente centrado en sus propios deseos para llegar a ser amorosamente comprensivo con la necesidad que amaga el corazón de su hermano.

Este es un proceso largo, (de vidas), donde el cuerpo mental gracias a la Intuición evocada por el Alma, deja el orgullo intelectual, el sentido de poder,  y la separatividad o actitud aislada para llegar a ser receptivo a los propósitos espirituales o planes divinos para con la humanidad.



El retorno
Claramente este es el camino de retorno del que habla la parábola del “hijo prodigo” de los Evangelios, donde, el hijo, una vez ha saciado en el camino de partida todos sus deseos y ambiciones materiales entra en decadencia, y sin recursos amigos ni consuelo se vuelve hacia si y decide retornar a la casa del padre. Una casa a la que solo se puede volver muy ligero de equipaje, es decir, como dice la parábola: “sinceramente arrepentido”, la sencillez que permite recobrar la divinidad perdida.

Todo lo conseguido en el camino de partida para el bien del “yo soy” debe ser devuelto para el bien del “tu eres” en el camino de retorno. En la primera parte del camino se adquiere experiencia en la segunda se ofrece sabiduría.




7 RAYOS
Hay que entender que la conciencia o Alma comprende y expresa este camino de retorno a través de 7 formas diferentes*:


 Los rayos 1-7 son afines y trabajan con la voluntad dinámica. Los rayos 2-6 con la comprensión amorosa. Los rayos 3-5 con la inteligencia que ilumina (dirige). El rayo 4 por su parte “está solo” en el centro, él, que es el que percibe con la misma intensidad tanto el poder de lo arriba como de lo de abajo es el que lucha por el equilibrio, evocando, con la necesidad que genera su intenso conflicto, la intuición creadora de belleza y armonía. Pero en ultima instancia, el rayo 4 tiene mas simpatía hacia los rayos pares que hacia los impares.

Es muy importante entender esta variedad en el planteamiento que ejercen las conciencias para enfrentar el camino, ya que un exceso de identificación con la propia forma de avanzar puede generar incomprensión hacia las otras practicas igual de correctas que la propia.






El rayo del Alma y sus complementos
El Rayo del Alma no varia durante las muchas vidas en reencarnación, pero si, que en cada vida se dan múltiples y variados patrones energéticos con los cuales el Rayo principal del Alma, según sea la necesidad evolutiva de la Conciencia que reencarna, deberá convivir y complementarse.

Estos patrones energéticos secundarios (diferentes en cada vida) básicamente son: el rayo de la personalidad  que en el camino de retorno puede ser considerado un sub-rayo del rayo principal del Alma; los importantes rayos menores que condicionan al cuerpo mental, emocional y físico; y las no menos importantes energías y tendencias astrológicascomo son signo ascendente, solar, lunar, y sus regentes,   ofreciendo todo ello una rica interrelación de matices y oportunidades para el graduado reconocimiento del todo mayor o Fuente Espiritual.

Hay que saber que a medida que se avanza en el camino las diversas lineas de expresión tienen tendencia a aproximarse y fusionarse, de ahí que los grandes Sabios o Maestros sean capaces de expresar con Sus vidas una poderosa síntesis.

Desde un punto de vista técnico astrológico, este ultimo párrafo es la razón principal por la cual en un horóscopo se puede observar, que mientras mas evolucionada es la conciencia de su dueño, mas nítidamente quedan reflejados en su horoscopo los rayos signos y planetas regentes que condicionan a dicha conciencia.







*este párrafo entrecomillado ha sido extraído de la contraportada del libro de Alice Bailey “Psicologia Esoterica I”

*el esquema de las 7 diferente formas de comprender y expresar la espiritualidad ha sido extraído del capitulo VIII del libro de Alice Bailey “Iniciación Humana y Solar”


David C.M. (logos.astrologiaesoterica@gmail.com)

16.12.14

FELIZ NAVIDAD


                                   
                                   NACER  
"La Navidad es el nacimiento del Amor a través de un Niño. Si queremos que este Niño crezca, hemos de cuidar el Amor que Lo impulso"

"El Amor que pertenece al Alma; la energía, que con su flexible comprensión, conjuga (organiza) y une  las tres fuerzas de la personalidad, (sensación-emoción-pensamiento), para una mayor expresión de Su Amor."
"Angeles, Familia, Pastores, Reyes, Animales, Estrellas ..... todos acudieron al Nacimiento, da lo mismo la condición, porque, como El mismo nos contó, en todo y en todos reside el Amor."


                                                          FELIZ NAVIDAD